Eres un líder y aún no lo sabes.

En realidad, ya eres un líder sin saberlo ya que ¿acaso no tienes que tomar decisiones importantes todos los días? Tienes responsabilidades y te haces cargo de ellas.

Y sin embargo vives pensando que no puedes hacer cosas mayores, tomar mayores responsabilidades, tomar mayores decisiones. No hay mayores decisiones que las que tomas por tu futuro y el de tu familia y quieras o no, cada paso que das es una decisión de ese calibre.

El autor Bruce Barton una vez dijo “Nada magnífico se ha logrado jamás que no fuera por aquellos que osaron creer que algo en su interior era superior a sus circunstancias.”

Lo cierto es que ya eres superior a tus circunstancias, pero no lo crees. Cuando las circunstancias te controlan y te retienen de llegar a algo mejor, eres tú quien deja que eso ocurra.

Lo primero que necesitas para acercarte a ese líder que ya eres sin saberlo es tomar una acción por ti mismo y deshacerte de los malos pensamientos que te retendrán en la situación en la que vives ahora. Esa que no quieres mantener. Esa que quizás aún no sepas que no mereces, pero desde luego no deseas.
Interioriza y obtendrás. Responsabilízate de la manera en la que piensas y que la manera en la que piensas dará forma al resto de tu vida. Y entonces será más fácil moldear y controlar esa mentalidad. Asume que eres un líder, que eres un ganador, que eres una persona capaz de tomar decisiones y asumir responsabilidades. Porque eso ya lo haces cada día de todos modos.

Todo el potencial de conseguir tus propósitos lo tienes ya, en estos mismos instantes.

Ya eres un líder y no lo sabes. Sea donde sea, el equipo que sea o la organización que sea, pero liderarás. Y principalmente liderarás tu propio destino. Te guiarás hacia la independencia, la liberta, el éxito. Liderarás a una visión, liderarás hacia lo posible y lo imposible.

Ya eres un líder, y sólo tienes que terminar de creértelo para empezar a notarlo.

https://goo.gl/forms/TNwIS5qRVXP5lUBt2