La importancia de seguir creciendo.

En un evento de estas características siendo celebrado en los Estados Unidos puedes encontrar muestras del liderazgo de muchas partes del mundo. Y aunque había mucha presencia de networkers de habla inglesa, la representación de los equipos latinoamericanos estaba allí y se notaba. Yo puse mi granito de arena y llevaba de bandera a todo mi equipo, del cual no me podía olvidar en ningún momento. Especialmente porque sucesos como estos te hace reflexionar mucho sobre tu proyecto, sobre tu manera de trabajar y sobre todo sobre como trabajas con las personas con las que trabajas.

Y si algo he aprendido realmente en estas escasas pero intensísimas horas de aprendizaje de élite, es que no sólo hay potencial en mi, sino que hay muchísimo más y de una manera sobrecogedora en tantísimas personas que forman parte de mi equipo. ¿Cómo se eso? Porque los he visto reflejados en detalles, en gestos, y sobre todo en miradas que he encontrado en grandes nombres de la industria y en los gigante a los que mirábamos con asombro.

Hay algo muy familiar y reconocible, una chispa muy particular, una llama que aprendes a reconocer y que no sólo estaba allí en esas grandes mentes, sino que existe en otras muchas personas que conozco que tal vez aún no sean tan conocidas como el señor Worre, o el señor Branson, pero estoy muy seguro de que, tiempo al tiempo, serán la inspiración de generaciones venideras. Y los mirarán, los jóvenes networkers de esos años que están por llegar, con la misma admiración y las mismas ganas de aprender todo lo posible de ellos, que tenemos nosotros al hablar cara a cara con algunos de estos grandes referentes de hoy día.

Esta revelación no ha sido lo único que recojo de este evento, también he reunido nuevos recursos para dar a esos compañeros de equipo que se que harán grandes cosas, la información, la formación, las alas necesarias para despegar. Creciendo siempre un poco más y un poco más, me permite desarrollar siempre mejor mi trabajo y ayudar a mi equipo a desarrollarse aun más y más. Esto es lo más importante de estos eventos, la importancia de poder crecer siempre un poco más.