ifuwpyv8igg-photo-nic-co-uk-nic

Sácale más provecho al 2017 registrando tu tiempo

Mi propuesta para el año que entra es que seamos más conscientes del tiempo, de en qué invertimos ese tiempo y, mediante esa consciencia, consigamos días cada vez más llenos, más aprovechados…

Verás que, aunque el tiempo, aunque abstracto, es igual para todos. Y las horas son las mismas para ti que para esa persona de la que siempre dices “¿Cómo lo hará para hacer todo eso?”. Así que la motivación, las ganas y las energías claro que juegan un papel importante, pero sobre todo, lo más importante, es saber usar las horas que tienes.

El tiempo es algo que está pero no puedes ver ni tocar, y ni tan siquiera describir si no haces uso de las herramientas que hemos creado para su medición. Por lo tanto la mejor manera para evitar que se nos escurra sin haber podido evitarlo, sin saber “a dónde se fue”, es usar esas herramientas de medición con un poco más de ahínco.

Este es un trabajo de consistencia, de perseverancia y paciencia, pero que da sus frutos con creces.

Así que para esto, además de las herramientas que ya tenemos y conocemos (el reloj, el calendario, la agenda) vamos a usar otra muy simple: un registro de tiempo. Será una herramienta personal en la que tendrás que anotar en qué empleas tu tiempo. De esa manera empezarás a ser consciente del uso que le das y qué horas podrías haber aprovechado más.

Al principio puede ser un poco pesado tener que controlar el tiempo que usamos y apuntarlo todo. Hasta puedes pensar que pierdes más tiempo haciéndolo, pero te equivocas. Necesitarás al menos un par de semanas, y semanas en las que combines trabajo con tiempo personal, para hacerte bien al sistema y poder hacer un buen registro útil.

Ventajas.

Te permite tener un control real de tu tiempo y pronto vas a ver como ese fenómeno del día que se te escapa empieza a desaparecer.
Ser consciente de que actividades innecesarias ocupan más tiempo te hace más fácil entender qué debes evitar en tu día. Al mismo tiempo te da una idea de lo que realmente tardas en hacer tus tareas y tienes una idea de cómo aprovechar mejor el tiempo.
Te obliga a centrarte: No puedes hacer varias tareas a la vez si quieres tener un buen registro de tiempo. Es imposible hacer multitarea y tener la más minima idea de cuanto tiempo has invertido en cada una de esas tareas, y probablemente no vas a querer registrar cada vez que saltes de una tarea a otra y luego a la anterior. Así que, tendrás que terminar una tarea e ir a la siguiente. Y eso no solo te da registros más limpios, sino que es la manera más efectiva y productiva de trabajar.

Formato.

Por horas. Que sería escribir todo lo que has hecho entre las 10 y las 11.
Por tareas. Y la que me parece la más completa, que sería apuntar lo que haces durante el día y el momento en el que empiezas caza cosa y la hora en la que te pones con la siguiente.

Yo te recomiendo empezar con la segunda, y conforme consigas ganar tiempo y cortar malos hábitos pases a la primera, sólo para llevar un seguimiento de que sigues empleando bien el el tiempo. Eventualmente te habrás acostumbrado a tus nuevos hábitos y podrás dejar de contar las horas. Si quieres y puedes.

Recuerda que cosas como los desplazamientos de trabajo, ordenar el escritorio, salir a tomar un café, tomar una ducha o cenar, cuentan para el registro. Todas tus actividades diarias han de contar para que puedas tener un mapa mucho más preciso de tu día y saber cómo estás aprovechando el día.

Herramientas.

Para hacerlo puedes probar estas aplicaciones.
– RecueTime : para controlar el tiempo que usas estando en tu computadora, y en qué lo usas, pero sólo si trabajas mucho ahí. No te ayuda a registrar el resto del día.

– Atracker: Una app muy completa para tu teléfono, pero sólo para sistemas iOS. Sólo tienes que apuntar que comenzaste a hacer y la app controla el tiempo. Cuando acabes y empieces otra cosa, solo tienes que añadir la tarea y la app se encarga de lo demás. Te ayuda visualmente a calcular los tiempos.

– O puedes hacerlo a mano con una simple libreta de bolsillo.
Aunque debes calcular los tiempos tu mismo, te da la libertad de anotar cuanto quieras y convertirlo en un diario muy meticuloso en lugar simplemente un registro de tiempo.

Sea como sea que quieras hacerlo, lo que es seguro es que si lo consigues, estarás cambiando tu vida para bien, podrás ser esa persona de la que dicen “¿Cómo lo hará para hacer tanto?”. Tener el control absoluto de tu tiempo es una enorme ventaja para conseguir hacer todo eso que siempre has querido, y conseguir llevar la vida que siempre quisiste.

 

Para seguir novedades del Network Marketing y útiles consejos sobre negocios o educación financiera, sigue a Esteban Merizalde en Facebook dándole al botón de Me Gusta. Y si eres un emprendedor con ganas de triunfar en el Network Marketing, contacta con él.