Las Leyes de la Riqueza.

Podemos decir que la riqueza se compone de algo tan simple como una buena cantidad de dinero en tu cuenta bancaria, o de algo tan complicado como todos los pasos que debes dar hasta llegar a ese punto. La riqueza también se compone de conocimientos e incluso de sentimientos. Si, la riqueza económica, la estabilidad y la prosperidad financiera es cosa de sentimientos, de sentido común y de respetar y cumplir una serie de leyes, como aquellas de la física en las que una acción siempre provoca una reacción.
Hoy te hablo de seis leyes básicas, cinco reglas a seguir para que nuestras acciones tengan las reacciones que deseamos.

1. No gastar todo lo que se gana.
Para comenzar a crearnos un futuro próspero hay que empezar a vivir financieramente de cara al futuro, entendiendo que nuestros gastos y nuestros ingresos hoy tienen consecuencias en el futuro. Se empieza por ahorrar entre un 5% o un 10% de las ganancias de cada mes. Pero no sólo para guardarlas. Y quizás quieras guardar un porcentaje más alto si quieres poner es dinero a generar más dinero.

2. Las deudas y los intereses son tus enemigos.
Por mucho esfuerzo que cueste, una de las primeras cosas que debes hacer para construir una economía personal saludable a largo plazo es evitar créditos y cerrar los existentes. Esas líneas de crédito por las que pagas intereses que te roban un buen porcentaje de tus ganancias a lo largo del año. Si haces cálculos te llevarás una enorme sorpresa, y una no muy agradable. Este paso te ayuda a ahorrar mucho dinero al año, dinero que puedes invertir en tu educación o emprender un proyecto personal o profesional. Sobre todo, te acerca un poco más a la libertad financiera.

3. La mejor inversión se hace en uno mismo.
Invierte en desarrollo personal, en educación financiera, en incrementar tus habilidades y sacar el máximo provecho a tus ganancias.

4. Trabajar para que el dinero trabaje por ti.
Hacer que el dinero trabaje para ti se puede hacer invirtiendo para que el dinero se multiplique con el tiempo o comenzando un negocio que te aporte ingresos a largo plazo.

5. No busques dinero rápido, busca dinero constante.
Es un error buscar un modelo de negocio que te resultados inmediatamente. Dinero rápido y fácil. Porque eso no existe realmente. Así que es importante quitarse ese pensamiento de la cabeza y centrarse en invertir o emprender en negocios que nos puedan dar una perspectiva de dinero a largo plazo. Debes saber que lo que es realmente bueno requiere tiempo, esfuerzo y paciencia.

Si estás interesado en artículos como éste y en la industria del Network Marketing, dale a Me Gusta en mi página de Facebook para estar al día de mis novedades. Y si te interesa trabajar en mi equipo puedes contactar a través de este formulario.