Network Marketing: Compartiendo la oportunidad.

Algunos lo llaman reclutar, otros atraer, incluso ayudar, y al fin y al cabo hablamos todos de lo mismo: dar a conocer las ventajas tanto del Network marketing como profesión, como la empresa actual en la que estemos nos da en la vida. Muchas veces, eso de compartir o reclutar es mucho más sobre el trabajo que hacemos que sobre el producto en sí, es sobre conocer todo tu potencial y desarrollarlo en una ocupación nueva. Es importante que el producto también conecte de manera personal con la persona, pero, como he dicho en otras ocasiones, en este negocio el producto más importante y que más debes trabajar eres tú mismo.

Invitando las primeras veces.

Una de las cosas a las que todos nos enfrentamos es a invitar a amigos cuando recién empezamos. A veces sale bien y la gran mayoría no. ¿Por qué? Por una parte, porque hay desconocimiento de la industria y mucho del poco conocimiento que hay es malo, erróneo. Cuando llevas muy poco tiempo en una compañía, haces poco dinero vendiendo producto y decides empezar a formar tu propio equipo contando con personas en las que confías… lo que puede pasar es que esa persona piense que te hace un mayor favor diciéndote que te bajes de esa nube que te has hecho. Es normal, eso ocurre. Pero si la jugada sale bien y esa persona inicia también contigo, quizás te pasé como a mi o como a muchos otros compañeros que tienen hermanos o pareja en sus equipos y que han llegado muy lejos juntos. En todo caso, es mejor no molestar en exceso a una persona que no esté receptiva y menos aun cuando no tienes todavía los números a tu favor.

Invitar a extraños nada más comenzar es algo también, digamos, incómodo. Lo es porque aún no te has soltado, porque aún te da miedo dar el primer paso para hablar con las personas. Pero para eso es necesario la práctica y para eso es necesario pasar por ese dolor al principio. Es como las primeras agujetas cuando estás empezando a ponerte en forma.

Lo importante es siempre generar una conexión primero. Aprender cuáles son sus necesidades y si el producto, la compañía, o el Network Marketing en sí mismo puede ayudarle en esas necesidades.

Cualquier lugar es bueno para iniciar una conversación y no tienes porqué orientarla a vender o invitarle a tu equipo. Pero es bueno para ti y para tu negocio que pierdas el miedo a hablar con la gente, que explores tus mejores habilidades sociales, que hagas contactos y aprendas a cuidar esos contactos. Y luego, conociendo cuáles son sus talentos y cuáles son sus necesidades, decide si puedes dar ese paso. Lo importante pasar de ese momento en el que no conoces a nadie, a ese otro en el que perdiste la timidez y tienes una gran lista de contactos.

Relacionarse Online.

Las nuevas tecnologías nos están dando un momento fantástico en el que la información llega más rápido y más lejos. Todo cambia y hasta la forma de ponernos en contacto con otros. Y para industrias como el Network Marketing internet también ha supuesto un enorme impacto. Las redes sociales ofrecen maneras de acercarnos a otras personas, y muchas de las técnicas que usamos para relacionarnos fuera, en el mundo cotidiano, son también útiles para crear relaciones online.

Por ejemplo: No abordarías a nadie directamente diciéndole que se una a tu equipo para, acto seguido, decirle lo mismo a la siguiente persona más cercana y luego a la siguiente. Es por eso que no deberías ir perfil a perfil en tu lista de contactos en Facebook así.

Pero si no sabes muy bien cómo se aplicaría la etiqueta de manera Online, te dejo algunos consejos para una buena comunicación con tus contactos o creando nuevos contactos online que puedas invitar a la larga a tu negocio.

– Observa si esa persona está abierta a interactuar con otros y al diálogo.
– Da “me gusta” a comentarios positivos de su Timeline o noticias con las que puedas tener algo en común y comenta de vez en cuando, siempre que, si tengas algo que aportar, algo bueno. Mantén la comunicación honesta, no te inventes ni hagas que te interesa algo que en realidad no. Tratamos de crear buenas relaciones que puedan durar a lo largo de años.
– Mantén comunicación si es que es posible y se va dando de manera natural. Conoce algo más de esa persona y de sus necesidades actuales.
– Gana algo de confianza previa antes de intentar ofrecerle algo. Identifica si hay una necesidad con la que puedas ayudar con el Network Marketing. Pregúntale si le interesaría ver una presentación tuya o que le expliques que haces. Tal vez ya haya salido antes la conversación, está bien compartir esa parte de nosotros (soy Networker, esto es lo que hago) sin necesidad de que sea parte de una presentación, ni de intentar vender. De todos modos, en ese momento veremos si hay algo de reticencias sobre nuestra forma de entender la vida…
– Si esa persona no está interesada en ello, no tienes porqué prescindir de ella en tu lista de contactos. Puede que, de todos modos sea una persona a la que quieras seguir conociendo y, puede que también, con el tiempo cambie de opinión de todos modos.

Ya sabes, lo principal es, siempre, cultivar la relación.


Si estás interesado en artículos como éste y en la industria del Network Marketing, dale a Me Gusta en mi página de Facebook para estar al día de mis novedades. Y si te interesa trabajar en mi equipo puedes contactar a través de este formulario.