El poder invisible del desarrollo personal.

Una de las primeras cosas que vas a ver que se potencia y se promociona cuando comienzas a crear tu negocio en el Network Marketing es que te desarrolles personalmente.

Hay una importancia enorme en esa sugerencia. Pensarás que tal vez es más importante aprender a hacer el negocio que hacer ese entrenamiento personal. Que al fin y al cabo lo que necesitas es aprender a trabajar en este modelo de negocio y comenzar a hacerlo ya para hacerlo bien. Y en parte no te falta razón.

Pero el desarrollo personal es una herramienta muy poderosa que sirve tanto en esta industria como en casi cualquier área de la vida y de los negocios. El desarrollo personal es lo que hace a los millonarios de hoy día y lo que te hace exitoso en el empleo que escojas.

El desarrollo personal te ayuda a cambiar tu mentalidad para ver objetivamente todas las opciones. Te ayuda a salir de las limitaciones autoimpuestas.

Tienes que entender que para tener lo que no tiene la mayoría de las personas, tienes que hacer lo que no hace la mayoría de las personas. Tienes que trabajar mucho, pero también tomar decisiones arriesgadas, explorar otras alternativas y abandonar la mentalidad de empleado. Debes aprender a gestionar tu tiempo, a entender los fracasos como oportunidades, debes luchar contra las inseguridades y debes desprenderte de falsas seguridades que la educación formal ha programado en tu cerebro. Debes replantearte muchas cosas.

Ese es el camino del éxito, tanto en el Network Marketing como si tienes una idea y quieres crear algo grande con esa idea. Todo lo que te aleje de mantenerte como una pieza más del sistema laboral tradicional va a requerir que hagas un trabajo extra en ti mismo para poder liberar todo tu potencial y evitar que las creencias que otros han puesto en ti te saboteen.

Así que, la importancia real del desarrollo personal, el verdadero poder del que no nos damos cuenta es que se trata de la habilidad que puede convertirte en millonario.