helloquence-51716

Pequeños gestos para cambiarlo todo.

La vida es cuestión de hábitos, y si algunos hábitos de pueden traer un mejor estado físico y mental, otros, además pueden traerte mejor estado económico, profesional…

Al final, la vida es una suma de pequeños gestos que acumulamos día a día y se acaban convirtiendo en parte de lo que somos. Y si lo que quieres ser es millonario, pues bueno, eso también es cuestión de hábitos.

Rodéate de personas que te hagan feliz.

Esta es la primera cosa a tener en cuenta, porque eso de que el dinero no te da la felicidad es cierto. El dinero te da libertad, pero la felicidad tienes que crearla en ti y tienes que encontrarla en aquellos que te rodean. Y para emprender un gran proyecto, cambiar de profesión, o hacer grandes cambios en tu vida y tus hábitos, necesitas estar en un buen estado mental y poder contar con personas realmente positivas. La infelicidad, por otro lado, te hará fracasar sin posibilidad de recuperación.

Sé paciente.

Casi toda historia de éxito tiene también una historia de fallos, de volver a intentar, de tener que aprender… En resumen, una historia de éxito suele ser mucho más larga, así que sé paciente. Eso no significa que dejes las cosas pasar de largo, sino que trabajes cada día sabiendo que si los resultados no llegan enseguida no significa que lo que haces no funcione.

Desintoxícate de excusas.

Las excusas, las culpas, las quejas… todo eso te roba energía y te hace ver las cosas de una manera mucho más negativa de lo que realmente son.  Prueba a dejar de poner excusas y dejar de quejarte de las cosas, y en lugar de eso mejora o haz los cambios necesarios. Verás que en realidad desgasta mucho menos y estarás haciendo tu vida y tu carrera mucho mejor.

Salud = Éxito.

Lo cierto es que cada día que te preocupas un poco más de tu salud y la cuidas, haciendo ejercicio, comiendo bien, tomando suficiente agua o intentando dormir las horas justas y necesarias, estarás ganando también económicamente. ¿Cómo puede ser eso? Pues porque estar verdaderamente saludable es igual a tener energías para todo el día, estar despejado y poder con todo. Si te enfermas a menudo no lograrás avanzar. Así que cuídate.

La regla del 1%.

Simplemente intenta ser un 1% mejor cada día, hacer un 1% más cada día y aprender un 1% más cada día. Con el tiempo tendrás un porcentaje por encima un 1000% con respecto a cómo empezaste.