Cosas que debes valorar en el Network Marketing.

Te voy a compartir cuatro elementos que forman parte de tu carrera en el Network Marketing y que son sumamente importantes por muchos motivos. Son cosas que debes valorar profundamente y que no puedes, en ningún momento, subestimar.

  • Cada uno de los miembros de tu equipo.

Seguro que ya sabes la importancia del equipo. Pero lo que no debes olvidar nunca es que CADA UNO de los miembros son valiosos, no sólo los que tienen resultados, sino incluso los que acaban dejándolo tras menos de tres meses.

Algunos de los miembros de tu equipo se convertirán en tus mejores amigos, en hermanos, en los líderes de los que estarás orgulloso. Muchos de ellos se esforzarán al máximo, y algunos de ellos se darán por vencidos. Incluso, algunos de ellos te parecerán demostrar desde bien temprano que no van a durar demasiado.

Sin embargo, todos son miembros valiosos y debes tratarlos de igual manera. Todos merecen la oportunidad de descubrir si esta es su vocación, lo que hagan después es su decisión.

Algunos encontrarán sus resultados de forma inmediata y a otros les costará más, y algunos quizás te dejen, pero en el camino te presenten a quien podría ser uno de tus mejores líderes. En definitiva, las conexiones personales siempre le darán valor a tu equipo de una manera o de otra, no subestimes ninguna.

  • Tu tiempo.

Aunque cada miembro de tu equipo merece tu atención y tu ayuda, independientemente de lo que decida hacer con ella, también debes plantearte usar tu tiempo de manera más inteligente.

Empieza por aprender a gestionar tu tiempo personal de una manera más eficiente y sigue por aprender a dedicar más tiempo a personas que lo valoran, y a no perder el tiempo insistiendo a personas que sabes que están gastando su tiempo y el tuyo.

Todo, desde el manejo de las horas de tu día, el tiempo que dedicas a otros y el que empleas en tu crecimiento, las presentaciones, las llamadas etc… debes aprender a manejarlo. Esa va a ser una carta ganadora en tu partida del éxito.

  • Tu meta.

Si no sabes a dónde vas, el camino no tiene sentido. Tienes que marcarte objetivos: señalar objetivos pequeños y realizables y grandes objetivos que representan a dónde quieres ir a largo plazo en tu vida y en tu carrera. Debes tenerlo claro, porque la mayoría de las personas que simplemente comienzan en el Network Marketing “de prueba”, sin tener una ruta propia bien marcada, acaban dejándolo completamente convencidos de que es imposible. Sólo es imposible cuando no tienes ninguna planificación.

  • Tu educación.

Este es un negocio para el que nadie te prepara en la escuela, pero para el que tienes que prepararte de todos modos. Así que, además de lo que te enseñe tu mentor, tienes la responsabilidad de invertir tiempo y dinero en ti mismo, en tu futuro y en tu carrera. Es decir, que tendrás que hacerte con todos los libros que puedas, acudir a conferencias, unirte a entrenamientos…

Aprende de los grandes de la industria, así como de expertos en liderazgo, o en desarrollo personal.

Lo estarás haciendo por tu futuro en el Network Marketing, pero también lo estarás haciendo por tu propia vida personal y por los que te rodean.