businessmanshutterstock

Mitos sobre el Network Marketing que hay que desterrar.

A menudo me encuentro personas que sólo han tenido contacto con la industria meramente de oídas y, casi siempre, de forma muy desinformada. Hay muchos mitos, leyendas, bulos y mentiras que se repiten sin más.

Alguien te dice “esto es así porque me lo ha dicho…” y tarde o temprano lo repites pensando que la información es veraz.

De la misma manera que una noticia falsa podemos estar compartiéndola en cuestión de segundos sin pararnos a pensar si la información que estamos recibiendo es buena o no.

Lo que pasa es que antes corren las malas noticias, ciertas o no, que las buenas. Y casi nunca corren con la misma velocidad las correcciones.

Así también, muchas de esas personas que nunca han tenido una experiencia previa en la industria puede venir con unos prejuicios basados en opiniones y nunca en datos. En esos casos siempre toca desmitificar ideas y aclarar conceptos. Y no está de más hacer un pequeño repaso de esas ideas y esos mitos más comunes.

 

“Me han dicho que esto es una estafa.” “Es que me han dicho que esto no funciona.”

Clásico entre los clásicos. Ambas frases van juntas porque hay un enorme número de veces en las que están relacionadas entre si.

En toda industria y en todo negocio puede haber “profesionales” poco honestos que venden mal el producto, que incumplen las normas y que engañan a otros. Eso lo puedes encontrar aquí en el mundo del Network Marketing como lo puedes encontrar en cualquier otro lado. Existe, pero es una cantidad mínima de personas. El mundo se sigue moviendo y los negocios siguen existiendo y la gente sigue comprando…

Lo que ocurre es que para algunas personas esto “no funciona”. No es lo que buscaban, o no pudieron continuar (o no quisieron continuar).

Algunos líderes pueden decirte que trabajar en el Network Marketing es sencillo: haces unas llamadas, tocas algunas puertas, haces una presentación… y se te llena el bolsillo. Y no es así, hay que trabajar muchas horas, hay que prepararse mucho, estar cerca del equipo y de los clientes, hacer un número astronómico de llamadas… y puede ser mucho más agotador para muchas personas que otro tipo de trabajos.

El problema está en quienes confunden “difícil” o agotador, con “imposible”, y luego explican a otros que es imposible.

 

“Pero, ¿la organización no tiene una forma como de pirámide?”

Es que, realmente, ¿qué no tiene esta forma? En serio. Echa un ojo al organigrama de la empresa tradicional en la que estás ahora, o de la última en la que hayas estado.

Nada más y nada menos que las instituciones gubernamentales tienen también una estructura similar.

Se llama “jerarquía” y está presente en casi todo.

La diferencia es que en la jerarquía de un equipo de Network Marketing no existe un poder de uno por encima del otro.

Lo que quiero decir que algo que tenga forma jerarquizada no es necesariamente una Piramide. Esas famosas pirámides suelen ser estructuras en las que sólo existe la inversión y no hay más producto ni servicio y colapsan en muy poco tiempo.

 

“Sólo triunfan unos pocos.”

Esto es real aplicable a todas las cosas del mundo, a todos los negocios del mundo y a todos los oficios y artes del mundo.

Pero también te digo una cosa: todo depende de tu ambición. Si quieres ser el mejor escultor, además de tener talento, vas a tener que hacer muchas horas de práctica hasta que te sangren los dedos.

Si quieres ser el mejor bailarín te van a doler los músculos del cuerpo hasta tener ganas de llorar. Pero te levantarás y seguirás. Y puede que no seas el número uno, pero vas a dejar tu huella, vas a hacer que la gente te conozca.

La mayoría de los negocios, y hablando de la industria tradicional, se hunden. Sólo unos pocos salen a flote y muy muy pocos se convierten en Apple, en Google, en Amazon…

Pero no necesitas ser el número uno para tener éxito. Ganar suficiente para cambiar tu estilo de vida actual, poder tener un buen plan de retiro y no vivir preocupados y ahogados por los pagos es el éxito que muchísimos compañeros tienen actualmente. Muchos de ellos que ya viven mejor gracias a este negocio no están muy arriba en su organización ni son visibles en muchas listas. Pero hacen bien su trabajo, tienen muy buenos ingresos y viven libres de estrés, justo como ellos quieren. A mí me parecen buenos triunfadores.

 

“Aquí sólo está la gente para hacer dinero.”

Todo negocio tiene la finalidad de hacer dinero. Tú estás en tu trabajo porque quieres dinero. Nos guste o no, el dinero es necesario y la mayoría de los problemas cotidianos están causados en gran medida por el dinero (mejor dicho, por la falta de este).

Si entras a una compañía de network marketing entrarás para ganar dinero.

Sin embargo, una vez superas eso, vas a descubrir que aquí se hace mucho más que vender y generar ingresos. Te transformas, encuentras grandes y nuevas familias a las que pertenecer y en las que sentirte querido, aprende mucho más sobre ti mismo, ves mundo… y aprendes a ver con los ojos de otros.

Aprendes a pensar más allá de ti mismo; comienzas a pensar en lo que puedes aportar a otros, pero también te das cuenta de que puedes dejar un importante legado a tu familia. Te das cuenta que nunca antes habías pensado realmente más allá de un mes para el otro…

Y todo eso también atrae a muchas personas o, cuando menos, las hace quedarse y seguir esforzándose más para obtener una clase de éxito o la otra: la de la cima o la de la tranquilidad.