782e82bd666b4f4f9e7ebb0d7c160b76

El valor de la duplicación.

Como líder, no puedes hacerte responsable de la ambición de los miembros de tu equipo, del hambre de éxito de cada uno de ellos y de la determinación que tengan por alcanzar sus sueños. No puedes ser responsable de si se levantan cada mañana pensando en sus metas o dejan que las distracciones se interpongan entre sus sueños y la consecución de los mismos.

Eso sólo puede depender de cada uno, de las ganas de ganar que tengan. De que sus sueños sean tan importantes para ellos como para dar el 100% de si mismos cada día. Y también dependerá de como de grandes o pequeños sean sus sueños, si son metas más lejanas y ambiciosas o mucho más sencillas.

Pero lo que si puedes hacer es asegurarte de que tengan las herramientas para que, sean cuales sean sus sueños, y sean cuales sean sus ambiciones, al final del día solo dependa de ellos.

Con las herramientas adecuadas, querer es poder.

Y esas herramientas vienen en parte con la duplicación.

Ya sea el sistema que recomienda la compañía, o el sistema que te ha enseñado tu mentor, duplicando ese sistema te aseguras de que cada nuevo miembro de tu equipo pueda tener un comienzo rápido, con todo el conocimiento básico necesario a mano.

Nadie debería subestimar el poder y el valor de la duplicación, es lo que hace que cualquier persona pueda comenzar a poner en marcha su negocio y ver resultados lo antes posible.

Pero además de ese sistema, siempre puedes potenciar su valor añadiendo algunas cosas a sus primeros pasos en la industria, algunos consejos y advertencias que podrían necesitar antes de comenzar.

Por ejemplo:

Podéis tener una reunión en la que despejar sus dudas iniciales sobre algunas técnicas o sobre algunas situaciones teóricas. Pero también para abordar el tema de qué es lo que espera realmente, cuáles quiere que sean sus resultados. Si quiere llegar a lo más alto o si tan sólo está buscando unos ingresos adicionales, y darle una idea de cuanto trabajo necesita hacer en los primeros meses para comenzar a ver dichos resultados.

Es mejor tener claros los objetivos y si qué tipo de trabajo y entrenamiento vas a tener que hacer con ellos.

Otra cosa de la que hablar en una primera, o en una de las primeras reuniones de entrenamiento que tengáis, es sobre qué personas contactaría primero, si es que ya está trabajando en una lista de posibles contactos interesados. No tanto sobre como hacer esa lista, sino entender por qué esas personas podrían estar interesadas y comenzar a entender en qué se pueden beneficiar esas personas de la oportunidad.

Puedes dar tu toque personal, puedes hacer una reunión con varios de tus líderes cada cierto tiempo. Puedes hacer webinars, puedes hacer eventos para presentar oficialmente a tu nuevo líder. Puedes hacer miles de cosas para asegurarte de que los miembros de tu equipo sepan que estás ahí para ellos y que comprendes sus necesidades y sus metas.

Pero, sobre todo, apégate al sistema de duplicación y te garantizarás de que cada uno de ellos tenga todo lo necesario para empezar en igualdad de condiciones, con toda la información y con las mejores técnicas.