Close up of young people putting their hands together. Team with stack of hands showing unity and teamwork.

Algunas reflexiones que debes hacer antes de comenzar en MLM.

Buscas unos ingresos adicionales, o tal vez la posibilidad de cambiar tu empleo actual por otro estilo de vida menos opresivo y estresante. Así que te han hablado del network marketing o MLM y estás barajando la posibilidad.

Puedo decirte que es una de las mejores decisiones que puedes tomar y que realmente, si te lo propones, puede cambiarte por completo la vida.

Pero antes de dar el paso debes hacerte unas preguntas y pensar bien algunas cosas, sobre la compañía que eliges, sobre la industria en si misma y sobre el tipo de trabajo que estás a punto de desarrollar; y si todo eso encaja con tus planes de futuro.

 

Antes de comenzar, habla con personas que ya pertenezcan a la industria.

No te valdrá preguntarle a ese vecino tuyo que probó dos meses y se quitó porque no ganaba nada, te dirá las cosas más terribles. Habla con alguna persona que lleve un tiempo dentro, que te informe de SU EXPERIENCIA, desde la verdadera experiencia. Si quieres preguntar a personas distintas está bien. Debes empezar a entender como es el negocio incluso antes de decidirte por una oportunidad.

 

Elige un producto que te vaya a gustar.

Si no lo usas o no te parece útil, al final no vas a vender nada. Así que además de que te atraiga lo que tu posible upline te cuenta y el plan de compensación, debes sentir una conexión con el proyecto y su producto.

 

Tendrás que invertir mucho tiempo.

En los negocios tradicionales se invierte mucho dinero para montar la empresa. En el network marketing tu mayor inversión la haces en forma de tiempo. Pero antes de que digas “no sé si tengo tiempo”, ten en cuenta que hay personas que tienen muy buenos resultados trabajando en su red y su producto a tiempo parcial. Cómo mínimo deberás comenzar con una hora diaria, pero si quieres realmente olvidarte de ese empleo mal pagado y ganar unos buenos ingresos pronto, dedica 4 o 5 horas diarias. O más. Los primeros meses son clave para formar tus habilidades y posicionarte.

 

Ten un mentor.

La persona que te invitó al negocio debería poder enseñarte TODO lo necesario para comenzar con buen pie lo antes posible. Pero, además, si puedes aprender de alguien más y si puedes recibir entrenamiento en desarrollo personal, mucho mejor.

 

Aprende de la compañía y aprende solo.

Cuando te decidas por una compañía, asegúrate de seguir su plan y aprovechar todas las herramientas que te dan. Pero, además, deberás tener el compromiso de ser autodidacta. Aquí viene otra parte de la inversión de tu tiempo: además de las horas que trabajes en tu negocio, debes reservar algunas horas a la semana para leer y aprender sobre desarrollo personal y ganar hábitos para ganarle horas al día y mantener una buena motivación y óptimo nivel de energía.

 

En realidad, deberás cambiar tu estilo de vida.

Dicen que el network marketing no es un trabajo sino un estilo de vida. Y eso es verdad en muchos sentidos: para empezar, deberás cambiar rutinas y ganar hábitos para mejorar el progreso y el crecimiento de tu negocio, hábitos que también te harán ganar en salud. Además, conforme los resultados se hagan notables, verás que tu vida cambiará muchísimo. Tu nivel y calidad de vida se transformará por completo conforme te acerques a la libertad financiera real.

Pero para ello debes tener la voluntad para ejecutar los primeros cambios, hasta los que más cuestan.

Si estás dispuesto, pídeme más información sobre el network marketing y sobre mi oportunidad: http://estebanmerizalde.com/contacta/