Diez maneras de atraer riqueza en 2018.

Si aún no tienes definidas tus propuestas para año nuevo, aquí tienes algunas ideas: diez maneras de atraer riqueza a tu vida mediante hábitos realizables, pequeñas maneras de causar un gran cambio en tu vida.

1. Cuidando tu salud.
Una buena alimentación acompañado de algo de actividad física diaria te proporcionarán una buena salud. Y una buena salud equivale a estar fuerte, preparado y con una mente despejada. Y, porque ya sabes que, desde la cama, y menos desde la de un hospital, no puedes trabajar en tus sueños.

2. Ahorrado.
Lo más importante es que generes ingresos, pero si eres capaz de ahorrar al menos un 10% de esos ingresos, eventualmente te vas a encontrar con una pequeña fortuna y un buen colchón de tranquilidad.

3. Actuando más y hablando menos.
Si siempre dices “el próximo año voy a hacer…” tal vez es el momento de contar menos y proponértelo de verdad. Tomártelo en serio. No importa cual sea el propósito o la meta, escoge al menos uno y comprométete con ello.

4. Perdiendo menos el tiempo.
Hay dos buenas maneras de hacer esto. Una de ellas es aprendiendo un sistema de gestión del tiempo que te ayude a ver en qué lo inviertes y cómo usarlo mejor, haciendo que una hora te dé para hacer más cosas que antes. La otra es cortando con hábitos que te hagan perder el tiempo y ya lo sepas, como por ejemplo pasarte el rato cambiando canales en la televisión, o viendo programas basura sólo por pasar el rato, mirando sin parar tus redes sociales o enredado en uno de esos juegos para el teléfono.

5. Terminando algo empezado.
Proponte como una de las primeras metas para este próximo año, acabar algo que hayas empezado: un libro que empezaras a leer, una reforma en tu casa, un proyecto personal, un cuadro, lo que sea. Simplemente por decir “lo hice”. Y cuando lo hayas conseguido, ve a por lo siguiente.
Una cosa es dejar algo porque sabes que te resta tiempo para algo más importante, y otra es ir abandonando proyectos y tareas por mala gestión, por que se te olvida o te da pereza. Cambiar esa mentalidad es clave para ir a por el éxito en el año que entra.

6. Consiguiendo que un buen hábito se convierta en rutina.
Escoge un hábito que te haga más productivo, más saludable, mejor educado, o más feliz y motivado para trabajar mejor. Haz que ese hábito se convierta en parte de tu día a día. Necesitarás al menos 21 días consecutivos para implementarlo en tu rutina, no te saltes ni uno o tendrás que empezar de cero. Una vez que lo hayas conseguido, cambiará tu vida a mejor casi desde el primer mes.

7. Leyendo un mínimo de dos libros al mes.
Lee mucho, comienza con un mínimo de dos libros por mes. E intenta que la mayoría de esos libros sean sobre algo que puedas aplicar a tu vida y a tu negocio. Así es como conviertes un hábito como leer, en un imán que atraerá la riqueza.

8. Aceptando consejos de quien ya lo ha conseguido e ignorando los de quien no ha logrado nada aún.
A veces te cuesta asumir que alguien te diga que está haciendo algo mal o que deberías hacer otra cosa. Si ese consejo viene de alguien con experiencia y a quien sus consejos ya le funcionaron a él, mejor será que bajes tu orgullo y aprendas de lo que tiene que decirte. Por otro lado, si quien intenta decirte que tus decisiones o tus acciones están equivocadas es alguien que sólo critica sin actuar, que solo juzga sin tomar decisiones y a quien ni siquiera está intentando construir nada en su vida, mejor será que te cuides de sus opiniones. Proponte para este año que entra, escuchar menos críticas destructivas y buscar las constructivas.

9. Haciendo frente a un miedo.
Desafíate a vencer al menos uno de tus miedos. Te hará alguien más libre, más seguro y con la autoestima completamente renovada.

10. Mejorando un poco cada día.
Los mejores resultados se trabajan poco a poco y los éxitos más sonados siempre tienen mucho trabajo duro y a largo plazo detrás. Comprométete a que cada día de 2018 vas a hacer lo posible por ser un poco mejor que el día anterior. Que trabajarás un poco más duro, que aprenderás un poco más y tendrás un poco más de experiencia. No importa si es un proceso lento, no importa si avanzas poco. Lo que importa es que no pares ni un solo día de avanzar. Tómate así cada día del año que comienza en breve, cada uno de sus 365 días sin falta, es la mejor fórmula para el éxito.